Cazador Checo 625

Viajaba por la campiña Cazador Checo 625 y no veía la hora de conocer a lindos muchachos del pueblo. Después de revisar la ciudad sin suerte, fui a dar un pequeño paseo. No esperaba encontrarme con nadie en los campos, así que fue un poco impactante encontrarme con un apuesto granjero que se estaba bronceando.

Estaba cuidando vacas y esperando que bajara el sol. Petr era un chico de campo encantador, así que probé suerte y le ofrecí algo de dinero. Se quitó la ropa y me quedé boquiabierto. Su cuerpo era genial, pero su pene era algo fuera de este mundo. Estoy bastante seguro de que era más grande que yo, lo que no sucede muy a menudo.

Tenía tantas ganas de follarlo, pero el granjero seguía rechazando mis ofertas. Me la chupó pero su culo estaba prohibido. Entonces, decidí acostarme boca arriba, sacar mi trasero y ser el pasivo esta vez. Tú harías lo mismo.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.